Diez superalimentos que mejoran la salud de tu perro

Diez superalimentos que mejoran la salud de tu perro

Diez superalimentos que mejoran la salud de tu perro

Estos distintos tipos de comida tienen muchos nutrientes que benefician en gran cantidad su crecimiento y cuidado de órganos internos

Seguramente has escuchado muy seguido sobre todos los beneficios de los llamados “súper alimentos” y de lo que pueden aportar a la salud. Pues, de igual manera, gracias a sus muy diversas propiedades nutricionales, estos alimentos pueden mejorar notablemente la salud de tu perro.

¿Qué son los súper alimentos?

En sí son algunos tipos de comida que gracias a todos sus nutrientes traen muchos beneficios a la salud de quienes los consumen. Eso sí, recuerda siempre que no hay alimentos “milagro” y que lo ideal y más recomendable es que tanto tú como tu perro tengan siempre una alimentación balanceada, la cual pueden complementarse con algunos de estos productos para así poder hacerla aún mejor. No se trata de darle todos de golpe ni mucho menos en cantidades industriales, sino más bien y lo idea, es de poco a poco para así ir introduciéndolos en su organismo, por ejemplo, en lugar de premios o con una pequeña cantidad en la comida del día.

Estos son tan solo algunos de los alimentos nutricionales:

1) Salmón. Es muy rico en proteínas, ácidos omega 3 y minerales como hierro, fósforo, calcio y selenio, éste último esencial para el buen crecimiento de uñas y pelo. Además, tiene vitaminas del complejo B, como la niacina, que ayuda a procesar grasas además de disminuir en gran medida el colesterol.

¿Cómo dárselo? Bien Para evitar cualquier tipo de enfermedad, es mejor dárselo perfectamente cocido. Puedes utilizar también la versión enlatada en agua. Basta con mezclar un poco con su comida, de tal manera que la lata te dure para aproximadamente dos o tres comidas, dependiendo del tamaño de tu perro. También puedes comprar cápsulas de aceite de salmón, pinchar una cápsula al día y ponerle el aceite directamente a la comida de tu perro.

2) Kéfir. El kéfir es nada más y nada menos que el resultado que se obtiene luego de fermentar la leche con búlgaros. Es una genial manera de incluir probióticos en la dieta de tu perro sin los elementos normales que tienen los lácteos tan comunes que suelen irritar los intestinos de los perros. Dárselo a comer funciona realmente como un gran tratamiento complementario en los casos de candidiasis.

¿Cómo dárselo? Agregar de una a tres cucharaditas de kéfir a la comida de tu perro, lo anterior dependiendo de su tamaño, repitiéndolo una o dos veces al día.

3) Sardinas. Este es en uno de los pescados más ricos en aceites grasos omega 3, los cuales benefician totalmente el organismo de tu perro además contribuyen al buen crecimiento de uñas y pelo.

¿Cómo dárselas? Prefiere la versión enlatada en agua es la mejor y más indicada tan solo mezcla un poco con la comida de tu perro, de tal manera que la lata te dure aproximadamente para dos o tres comidas, dependiendo del tamaño de tu perro.

4) Camote. El camote en sí es una gran fuente de fibra, betacaroteno, además de antioxidantes y vitaminas C y A. La variedad que tiene piel con tonos morados es mucho más rica en antioxidantes y propiedades antiinflamatorias.

¿Cómo dárselo? Puedes cocerlo al vapor y mezclar algunos cubitos con la comida de tu perro. También puedes usarlos como premios.

5) Pepitas de calabaza. Son una gran fuente de minerales, fibra, vitamina K, B y E, zinc y fitoesteroles. De acuerdo con varios estudios ya realizados, las pepitas pueden lograr prevenir las piedras en los riñones, así también como la inflamación relacionada con la artritis, además de contribuir al bienestar de la próstata.

¿Cómo dárselas? Poner una cucharadita junto con su alimento, o bien, utilizarlas como sustituto de premios.

6) Kale. Este vegetal de color verde oscuro es demasiado rico en vitaminas K, C y A, hierro y antioxidantes, por lo que ayuda demasiado a desintoxicar el hígado y beneficia al organismo con sus propiedades antiinflamatorias.

¿Cómo dárselo? Para perros pequeños, añadir una cucharada de kale picado a la comida. Para perros medianos, dos cucharadas. Para perros grandes, tres cucharadas.

7) Goji berries. Estas moras, que se venden en presentaciones como pasitas que se encuentran en las tiendas orgánicas o bien en los supermercados gourmet, son muy ricas en antioxidantes, aminoácidos y carotenoides. Estas pueden ayudar a prevenir el crecimiento de las células cancerosas, además de reducir los niveles de azúcar en sangre y el colesterol.

8) Chía. Esta semilla es orgullosamente mexicana y en realidad es una joya. Ya que esta llena de ácidos grasos omega 3, calcio, antioxidantes, fibra, potasio, magnesio, magnesio, cobre, hierro, niacina y zinc, entre otros.

¿Cómo dársela? Puedes espolvorear una cucharadita de semillas en su comida, o bien, mezclarlas con su dosis de aceite de coco diaria.

9) Brócoli. Es Una verdura totalmente llena de fibra, potasio, calcio, proteína y vitamina C. Ayuda a la desintoxicación del cuerpo, a la vista, a la reparación de la piel además del bienestar del corazón.

¿Cómo dárselo? Si lo lavas y desinfectas bien, puedes dárselo crudo o, si lo prefieres, puedes hervirlo al vapor y ponerle algunos “arbolitos” junto con su comida u ofrecérselos como premios.

10) Moras azules. Son demasiado ricas en fitoquímicos, antioxidantes, fibra, manganeso y vitaminas C y E, por lo que son buenas para el sistema cardiovascular, además de que previenen el envejecimiento temprano y ayudan a mantener estables los niveles de azúcar en sangre, entre otros muy importantes beneficios.

 

Acerca de Martin Hoar

Me gustan los gatos