Conoce las actitudes caninas y sus significados

Conoce las actitudes caninas y sus sifnificados

Conoce las actitudes caninas y sus significados

Los perros siempre se han ganado nuestro cariño y simpatía desde tiempos inmemorables, pero la mayoría de sus actitudes, nunca nos hemos puesto a pensar detenidamente o simplemente no conocemos el origen de dichas situaciones con tu perro. A continuación te mencionaremos las cosas que todo canino suele hacer con sus respectivos significados.

• Actitudes y Lenguaje Corporal.
Perro agachado, patas delanteras extendidas, lomo erguido, cabeza cercana al suelo: Invitación a jugar.
Posición erguida y relajada, orejas erguidas no adelantadas, cabeza alta, boca entreabierta, cola baja y relajada: Perro relajado y contento.

Canino erguido ligeramente inclinado hacia delante, orejas hacia delante, cola erguida, ojos muy abiertos y boca cerrada, miembros rígidos: Perro en estado de alerta, o Posión de mostrar autoridad.

Perro erguido ligeramente inclinado hacia delante, orejas hacia delante, cola erguida y erizada, ojos muy abiertos, hocico arrugado, pelo erizado, miembros rígidos: Perro muy dominante, amenzando atacar si se le desafía.

Posición ligeramente inclinada hacia atrás, pelo erizado, orejas hacia atrás, cola entre las piernas, hocico arrugado enseñando los dientes: Perro asustado pero dispuesto a atacar si se le provoca.

Posición agachada, mirada baja, orejas hacia atrás, cola entre las piernas, pelo no erizado, pata levantada: Todo son señales de sumisión para evitar peleas. En sumisión total, además se tumba sobre la espalda, mostrando el estómago y la parte inferior del cuello. Muchos perros lo hacen voluntariamente ante el líder de la manada. Si el perro se tumba para que le rasquemos la barriga, lo que hace es aceptar que nosotros somos el jefe.

Colocar la cabeza o la pata sobre el lomo de otro perro: Gesto de autoridad. Indica que “aquí mando yo”.

Agarrar objetos con la boca. Por ejemplo, llevar la correa entre los dientes al pasear, o sujetar la mano del dueño con la boca: Es un desafío de poder y puede indicar que el perro no acepta al ser humano como líder de la manada. Cuidado con consentirle esas actitudes.

Colocar la pata en la rodilla del dueño: Petición de atención.

Revolcarse sobre el lomo y frotarlo en el suelo, frotar el hocico y el pecho contra el suelo: Perro muy satisfecho y contento. Normalmente lo hacen antes o después de alguna actividad placentera.

Rascar el suelo, arrancar hierba con las patas: El perro tiene unas glandulas que dejan un olor único y distintivo. Simplemente está dejando una señal de que ha estado ahí.

Orinar: Aparte de la simple necesidad de evacuar, es marcar el territorio. Los cachorritos muy pequeños orinan de una sola vez pues aún no “marcan”; mientras que los adultos se contienen, para ir dejando sus señales por todo el camino. Si en vez de orinar sobre las marcas de otros perros, lo hace sobre un perro o sobre una persona, está dejando un signo de autoridad y poses

• Gustos Caninos
Casi todos los perros, independientemente de su raza, se vuelven locos por las mismas cosas. Y aunque a buen conocedor de perros no le resultará difícil averiguar que le hace enfurecer a su perro, aún se oyen algunos conceptos que conviene eliminar y aclarar el porqué de estas señales caninas, a continuación te mostraremos un breve listado de comentarios muy populares acerca de los perros, algunos suelen mencionar que solo son rumores. Aquí te diremos que es real y que no.

1- A los perros les encanta que les rasques la “panza” (VERDADERO)

Desde que amamantan de su madre, los cachorros se aprietan unos contra otros para mantener su temperatura y sentirse seguros. Esta actitud les produce una reconfortante sensación que recordarán a lo largo de toda su vida. El contacto corporal con su amo y las caricias le permiten revivir sensaciones parecidas a la de su juventud. Es por ello que a la gran mayoría de los perros les gusta que les acaricien el abdomen, dorso y pecho. Pero recuerda que existen muchos canes que no les gusta para nada que les toqueteen las patas y la cola.

2-Ven el chocolate, y entran en desesperación I (VERDADERO)

Debes saber que este dulce, al igual que a la mayoría de nosotros, les resulta apetitoso, no obstante cualquier perro aceptarán dicha golosina. Sin embargo solo deben comerlo rara vez, casi nunca. De lo contrario podría alterar su apetito, producirles caries, obesidad, diarreas, por otro lado existen golosinas mucho más apropiadas para ellos en el mercado, así como snacks, o galletas ricas en vitamina B y cereales. Otro punto importante es que no deben comer entre horas mucho menos debe convertirse en un hábito.

3- La presencia de su líder les sube la moral. (VERDADERO)

Todos los perros necesitan a alguien para respetar y obedecer. Dentro del clan canino el liderazgo es flexible, pero no sucede lo mismo en la familia, donde su puesto jerárquico tendría que ser inalterable. La presencia del que él considera al amo de su casa, siempre le resultará agradable, no obstante su ausencia prolongada podría llegar a confundirlo.

4- Les gusta las cosas malolientes y los aromas fuertes. (VERDADERO)

Ellos tienen un sentido del olfato que va mas allá de la comprensión humana. Les encanta revolcarse en las heces de otros animales, olfatear esqueletos de pájaros o ratones, comer basura, etc. Este comportamiento está además relacionado con su código de comunicación, puesto que lo más probable es que los olores fuertes se conviertan en mensajes dirigidos a los de su especie, aunque nosotros no lo notemos.

5-Cuando ven algo que les resulta agradable, mueven la cola. (VERDADERO)

El perro mueve la cola para mostrar su alegría. Los cachorros con solo cuatro semanas de edad agitan sur rabos cuando comen o ven a sus hermanos. Los ejemplares con la cola cortada muestran su felicidad, moviendo la totalidad de su cuarto trasero. La cola elevada con un ángulo de 45 grados o más, por encima de la línea dorsal, expresa interés. En situaciones de expectación, el movimiento puede ser un signo de alegría; pero si, después de elevarla, la baja entre sus patas traseras, el miedo puede ser la causa.

Acerca de Martin Hoar

Me gustan los gatos