14 plantas perjudiciales para nuestras mascotas

14 plantas perjudiciales para nuestras mascotas

14 plantas perjudiciales para nuestras mascotas

Si nuestras mascotas nos protegen, además que nos dan mucho amor, nos divierten y nos hacen sentir de lo mejor, lo menos que podemos hacer por ellos es cuidarlos mucho y resguardarlos de los posibles peligros que existen en los ambientes donde se mueven o más bien se desenvuelven o viven. Estas 14 plantas se encuentran en la lista de factores muy nocivos para nuestras mascotas, debido a que muchas de ellas son toxicas para los animales.

Hosta: esta planta de color verde y de hojas algo grandes es utilizada como decoración en muchas casas y oficinas. Más sin embargo, si tienes una de estas plantas en tu casa, tienes que evitar lo mayor que sea posible que tus mascotas la muerdan, ya que puede causar vómitos, además de diarrea, y depresión. Lirio acuático: a pesar de ser una muy excelente decoración, esta delicada planta acuática es extremadamente tóxica para los gatos, y hasta puede llegar a causarles complicaciones renales muy serias.

Gloria de la mañana: estas tan populares flores de varios colores producen un muy fuerte efecto alucinógeno en los gatos, y puede causar problemas graves gastrointestinales, temblores, desorientación, además de agitación y anorexia.

Potus: a pesar de no ser la planta más tóxica que se encuentra en esta lista, no podemos dejar de nombrarla ni mucho menos de lado , debido a que es una especie muy común y muchas personas la tienen en sus casas o jardines. Sus efectos en gatos y perros incluyen vómitos, diarrea, irritación oral, ardor en la boca, lengua, y labios, dificultad para tragar, etc.

Planta de tomate: debido a que esta planta pertenece a la familia de las solánaceas, muy por lo general suele tener un efecto demasiado tóxico en las mascotas. A pesar de no ser fatal, la ingesta tan solo de un poco de esta planta podría causar dilatación de pupilas, diarrea, mareos, problemas gastrointestinales, además de confusión y una muy fuerte depresión.

Tulipanes y narcisos: si a tu perro le gusta de repente cavar, debes tener extremado cuidado con las flores que plantas en tu jardín, ya que los bulbos de estas plantas son extremadamente tóxicos y pueden causar problemas cardíacos y gastrointestinales, exceso de saliva, convulsiones, además de pérdida del apetito y depresión del sistema nervioso central.

Begonia: esta planta decorativa es bastante tóxica para los perros y los gatos, y podría causar mucho ardor e irritación de la boca, lengua y labios, vómitos y dificultad para tragar.

Claveles: si bien es verdad que esta planta no es de las más tóxicas en la lista, debido a que muchas personas la utilizar para arreglos florales o decoraciones, es necesario mencionarla. Ya que los perros o gatos que ingieren esta planta podrían presentar problemas en la piel e irritación gastrointestinal.

Crisantemos: a pesar de ser muy letal para nuestras mascotas, esta planta podría causar vómitos, diarrea, dermatitis, y sialorrea. La ingesta de grandes cantidades podría causar por ejemplo pérdida de coordinación y una fuerte depresión.

Ciclamen: esta planta suele ser utilizada como decoración debido a su gran belleza y su singular forma. Sin embargo, el ciclamen es altamente tóxico para nuestras mascotas, en especial sus raíces. La ingesta de esta planta puede causar por ejemplo irritación gastrointestinal, vómitos y, en los casos más graves, la ingesta puede llegar a ser letal para el animal.

Gladiolos: el bulbo de los gladiolos, una planta utilizada comúnmente en arreglos florales y decoración, es demasiado perjudicial para la salud de nuestras mascotas, y su ingesta podría causar vómitos, diarrea, apatía y depresión, entre otros tanto en los gatos como en los perros.

Algodoncillo: el algodoncillo, es la planta favorita de la mariposa monarca, la cual es extremadamente peligrosa para nuestras mascotas. Su ingesta puede causar vómitos, debilidad, depresión, anorexia y diarrea. Si el cuadro se complica demasiado, el animal puede manifestar grandes dificultades para respirar, alteraciones en la frecuencia cardíaca, convulsiones, parálisis respiratoria, fallas renales y, en el peor de los casos, la muerte.

Ave del paraíso: las semillas de esta hermosa y exótica planta suelen ser tóxicas para los perros y gatos. Los síntomas incluyen vómitos y severos mareos.

Margarita: esta hermosa planta florece durante la estación del verano y puede encontrarse en cualquier lado muy fácilmente. Tanto los perros como los gatos deben evitar a toda costa ingerirla ya que podrían sufrir una muy fuerte diarrea, falta de coordinación además de graves problemas en la piel.

Algo muy importante es que si notas que tu mascota presenta alguno de estos síntomas, acude de inmediato a tu veterinario de confianza.

 

Acerca de Martin Hoar

Me gustan los gatos